Saltar al contenido

¿Cómo Rezar el Rosario? Guía Completa, Paso a paso

rezar el rosario

El Santo Rosario es una oración algo extensa que cumple todo un orden para hacerla, pues es tan perfecta como la religión misma.

Es por ello, que este es un artículo muy importante pues te brindará la forma real de rezar el Santo Rosario, para que puedas hacerlo para ti misma y para tu entorno.

Para así, poder traer las bendiciones del cielo a la tierra y sentir la presencia de la Virgen María en tu cuerpo, alma y espíritu.

¿Cómo rezar el Rosario?

Desde hace muchos siglos atrás, existe la manera correcta de rezar el Santo Rosario, y esto ha pasado de generación en generación por todos los creyentes de Dios, la virgen María y Jesucristo.

  • El primer paso es tener un Rosario. A partir de la cruz, se comienza con una oración que ya conocemos. (Padre Nuestro, La Slave, Ave María, etc.)
  • Alrededor del rosario están los misterios, que se dividen en cinco, que significan cada uno de los momentos de Jesucristo y a Virgen María.
  • Lo ideal es que cada día de la semana se disponga para rezar el misterio que se le indique, ya que cada día de la semana tiene un misterio distinto.
  • Al finalizar el misterio, se debe decir una oración para dar el cierre y se debe proceder a recitar las letanías a la Virgen María, estas son las oraciones que finalizan el Santo Rosario por ese día.

15 Pasos para rezar el Santo Rosario

Son 15 los pasos para poder realizar la oración del Santo Rosario, además es importante señalar que cada paso es un avance en el rosario.

El rosario es una cadena de cuentas, que se utiliza para el rezo del rosario es por ello, que la persona que lo reza, debe hacer tres ejercicios al mismo tiempo.

 

Una oración mental, la oración verbal y un proceso secuencial en el rosario. A pesar de ello, resulta algo automático pues sólo debes dejarte guiar por las palabras de esta oración.

#1 Signo de la Cruz

Se inicia el rosario con la representación del signo de la cruz la cual se recita de la siguiente forma:

“Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén”

#2 Símbolo de los apóstoles o acto de contrición

El símbolo de los apóstoles, es un corto texto que es extraído de las escrituras de los mismos y los mensajes que han transmitido al mundo.

Por su parte, el acto de contrición es una pequeña oración que habla del arrepentimiento de corazón de las personas por los pecados cometidos.

El símbolo de los apóstoles dice:

“Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén”

Acto de contrición:

“Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser vos quien sois, bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Amén”

#3 Padre nuestro

Es la oración más conocida y que básicamente nace con los creyentes de la religión cristiana.

Sin embargo, esta oración para los que aún no la conocen dice así:

“Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.”

#4 Realizar en tres oportunidades seguidas el Avemaría acompañado al final de una Gloria

“Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.”

Estas pocas palabras, se utiliza en forma de cierre para dar inicio a los misterios, la Gloria dice:

“Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.”

#5 Primer Ministerio y Un Padrenuestro

Los ministerios son 20 agrupados en 5 bloques de acuerdo a los días de la semana, por eso, aquí comenzaría el primer misterio de uno de los grupos.

#6 Avemarías, Gloria y Jaculatoria

En este caso, se deben realizar 10 veces el Avemaría, luego se procede con una gloria y por último con una Jaculatoria.

Esta secuencia es igual en cada vez que se de comienzo a un misterio, es por ello, que en las siguientes líneas cuando aparezca esta secuencia va a significar en las cantidades antes mencionadas.

Con respecto a la Jaculatoria, existen dos tipos de Jaculatoria que pueden usarse:

“María, Madre de gracia, Madre de misericordia, defiéndenos de nuestros enemigos y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén”

“Oh Jesús, perdónanos nuestros pecados, sálvanos del fuego del infierno y guía todas las almas al Cielo, especialmente aquellas que necesitan más de tu misericordia”

#7 Continúa el Segundo Misterio acompañado de un padre nuestro

#8 Avemarías, Gloria y Jaculatoria

#9 Tercer misterio aunado con un Padre nuestro

#10 Avemarías, Gloria y Jaculatoria

#11 Cuarto misterio y un Padre nuestro

#12 Avemarías, Gloria y Jaculatoria

#13 Quinto misterio con un último Padre nuestro

#14 Avemarías, Gloria y Jaculatoria

#15 Finaliza con el rezo de un Salve

Este es el último paso que se utiliza para dar el cierre a esta hermosa oración. Lo mejor es que es tan único este Salve, que funciona como el sello completo para lograr ese acercamiento con María y Jesús.

Dice así:

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A Ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce siempre Virgen María!

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

Oración. Omnipotente y sempiterno Dios, que con la cooperación del Espíritu Santo, preparaste el cuerpo y el alma de la gloriosa Virgen y Madre María para que fuese merecedora de ser digna morada de tu Hijo; concédenos que, pues celebramos con alegría su conmemoración, por su piadosa intercesión seamos liberados de los males presentes y de la muerte eterna. Por el mismo Cristo nuestro Señor. Amén.

Los días estipulados para rezar el Santo Rosario

Los misterios del santo rosario tienen días específicos para ser realizados.

Normalmente, los misterios se subdividen por días de la semana. Esto con la finalidad de que cada día de la semana se realice un misterio, y así, en una semana, se pueda terminar el Santo Rosario, acompañado de las letanías y de las oraciones que ya conocemos.